El contenido adulto, ¿dónde ha quedado?

Es estos momentos, ver series de televisión se ha convertido en toda una aventura, con un sinfín de posibilidades en la forma de hacerlo: en directo, en streaming, online, bajo suscripción, por satélite, por cable… Hay quién dice que la tele convencional tiene sus días contados, que llegará el día que todo el contenido sea a la carta, pero por de pronto las cadenas de televisión siguen haciendo su agosto con la publicidad y para ello no tiene más remedio que tener algo que ofrecer, o los usuarios claramente se irán a otras opciones, sobre todo cuando hay tantas, como digo.

Sin embargo, hay un tipo de contenido que ha desaparecido casi totalmente de la televisión condicional, y de hecho de muchass de las otras plataformas y sistemas para visionar tv, y es justamente el contenido adulto. Se habla mucho de que ver porno en internet se ha convertido en la manera de ver este género casi en exclusiva, y que no hay competencia para ello; pero, desde luego, no veo que ningún canal o cadena de television, pública o privada, de pago o gratuita, tenga ningún interés en que la haya. A veces, nos olvidamos de que esto de la tele es al fin y al cabo un negocio, en el que la gente trabaja para hacer dinero lógicamente, si no lo consigue, pues no hacen el esfuerzo, obviamente.

Pero sospecho que nadie tiene mucho interés en esto, y la verdad no alcanzo a entender la razón exacta de esto. Sí, está claro que el porno gratis que se ve online es una atracción infalible, y un contenido con el que es difícil rivalizar, ya que hay variedad, disponibilidad y, repetimos, no cuesta ni un pavo más allá de mantener tu conexión a internet. Pero quizá habría que ver el razonamiento al revés, y pensar por qué la gente prefiere ver pornografía en línea, aparte de las ya mencionadas; ¿podría ser porque en realidad ya no les queda otra opción, ya que no hay manera de acceder a ningún contenido X si no es gracias a internet?

No hace tanto tiempo que algunas cadenas de televisión programaban productos para mayores de 18 años a partir de ciertas horas tardías; podían ser películas, programas, o incluso publicidad para adultos, y con sus más o sus menos, siempre conseguían mantener a cierta audiencia a pesar de las horas. Triunfaban, eso sí, los fines de semana, y hubo varios medios privados que se interesaron en ello, como podrían ser las televisiones por cable o satélite, e incluso aquellos tan recordados «videos comunitarios«, que ofrecían estos contenidos y, a veces con suerte, incluso canales exclusivos para ellos. Hoy en día no queda nada de eso, algún resto en alguna televisión de pago, y poco más. Entonces, ¿nos extrañamos de acabar en internet si estamos interesados en el porno?

Y en cualquier caso, ya ni siquiera se intenta hacer programas y series de contenido adulto, están en pleno declive. Quizá encuentres series catalogadas como X o para mayores de 18 años, pero en realidad están más volcadas hacia la violencia y el thriller, aunque claro que tiene escenas de sexo explícito, pero poco más que contar; pero aún así, son muy pocas, esa es la verdad. Los programas de contenido erótico han dejado de hacerse, en realidad se tacharon de chabacanos, aunque objetivamente siempre tenían un público fiel que los acompañaba, pero parece que también dejaron de ser rentables. Y por fin, hay rumores de que la industria del cine porno está yendo cuesta abajo y sin frenos, y que en vez de películas ahora se realizan cortometrajes o al menos producciones de mucha menor duración, con la idea de que las productoras acaben haciéndolas pequeñas partes y vendiéndolas como «videos porno», precisamente para plataformas online.

Las series que vamos a ver…

Y ya en este año nuevo, nos quedan por delante muchos días, semanas y meses para disfrutar de nuevas producciones, que sin duda harán nuestras delicias. Aunque claro, unas más que otras, todo depende de lo que nos guste o lo que no, pero la parrilla será lo suficiente jugosa para que puedas elegir qué ver mientras disfrutas de unas palomitas y una Coca-Cola en el sofá de casa (es extraño cómo esta escena de cine se ha trasladado ahora a casa, jeje).

¿Quieres conocer algunas de ellas? Sigue leyendo entonces:

  • The Umbrella Academy: Netflix llevó a la pantalla esta serie de cómics sobre 43 niños que nacieron el mismo día de madres que no habían dado signos de embarazos, y que se convierten en los salvadores del mundo.
  • City on a Hill: Basada en una idea original de Ben Affleck (quien se desempeña como productor junto con Matt Damon), esta serie de Showtime tiene como protagonista a Kevin Bacon, quien se enfrenta al crimen organizado en Boston con un fiscal de Brooklyn.
  • Hanna: En 2011 fue una película, y ahora Amazon cuenta esta historia, en forma de serie, de una chica entrenada desde la niñez para ser una asesina.
  • Rising Dion: En esta serie de Netflix que toca el género de superhéroes, una madre descubre que su hijo, Dion, tras la muerte de su padre, tiene habilidades sobrenaturales; entonces, deben ser mantenidos en secreto a las fuerzas que podrían querer eliminar a Dion. 
  • True Detective: Arranca la tercera temporada de la serie de HBO, que se construye en varias líneas de tiempo, y que comienza con la desaparición de dos hermanos en la década de los 80.
  • El Embarcadero: La producción de Movistar+ podría parecer una versión española de The Affair: una viuda descubre que su marido llevaba una doble vida con una amante.
  • Muñeca rusa: Esta serie de Netflix nos presenta a Nadia, una treinteañera que vuelve a revivir el mismo día una y otra vez, para morir al final del mismo, en un extraño bucle temporal.
  • La Viuda: Amazon traerá la historia de una mujer que, tras perder a su marido en un accidente aéreo mientras sobrevolaba el Congo, se retira a la campiña inglesa para recuperarse; un día, cree verlo en la televisión sobre unas noticias en ese país, y no duda en ir en su busca.
  • Games of Thrones: Y HBO se despide a lo grande con la última temporada de Juego de Tronos, la serie que nos mantenido en vilo durante los últimos años. La octava temporada se estrenará en abril, y todas las apuestas están en marcha; el final, sin duda, será épico para esta épica serie.

Las mejores series que ya hemos visto

Empezar un blog de series a principios de años es una buena idea, o eso al menos pienso yo, esperando con emoción todo lo que está por venir de la mano de la caja mágica (así se llamaba antes a la televisión, por si alguien no lo sabe). Las TV series le están comiendo el mandado al cine poco a poco, eso es algo que ya es indiscutible, porque su calidad ya no tiene nada que envidiar a la de los largometrajes que se estrenan en las salas: directores, guionistas, y sobre todo actores, han emigrado desde los estudios de cine para hacer que la pequeña pantalla brille con sus producciones, y eso se nota.

Sin embargo, antes de empezar a hablar de nuevas series, quizá deberíamos pararnos un poco y acordarnos de las que hemos dejado atrás en el 2018, ¿qué os parece? Algunas son nuevas, otras continuación, unas quedarán con una temporada y otras podrán seguir seguramente hasta que nos hartemos de ellas. Como sea, aquí hay un pequeño resumen de las más vistas el año pasado:

  • El asesinato de Gianni Versace: American Crime History: Una miniserie de la cadena Fox que ha sorprendido por empezar contando la historia del asesinato del famoso diseñador de moda, y ha acabado siendo una exposición de la homofobia estadounidense en la década de los 90.
  • Better Call Saul: La serie de AMC ya es una veterana, pero siendo siendo una de las mejores, enganchando al espectador con las historias de crímenes del investigador Saul Goodman que son contadas con la misma dosis de suspense y humor.
  • Billions: Dos temporadas y esta serie de Showtime se puede considerar una crítica del machismo, a través de las historias de un grupo de brokers que trabajan en la Bolsa de Nueva York.
  • Glow: La serie de Netflix sobre la lucha libre femenina norteamericana ha roto barreras, reflejando el acoso sexual y el machismo que estas deportistas llegaban a soportar en la década de los 80, donde se convirtió en todo un espectáculo.
  • Juana la Virgen: La cadena CW produjo la enésima versión de esta telenovela colombiana, y tras cuatro temporadas no hay duda de que la historia de esta chica que queda embarazada por error en una clínica de fertilidad sin haber «conocido varón» es muy querida por el público.
  • Westworld: La extraña producción de HBO ha acabado siendo un éxito de audiencias que ya va por su tercera temporada. Y eso que nadie parecía dar un euro por la idea de un parque temático ambientado en el Lejano Oeste, donde sus visitantes podían borrar el día presente de la memoria para volver a vivir las mismas o distintas experiencias al día siguiente.